música independiente desde 1996 Quiénes somos | Contacto     
Artículos          Discos          Columnas          Atención con...          Libros          Cine          Comic          Pequeña empresa          Radio          Clasificados         Cartelera
Unete al mailing list
 
Buceando con Animal Collective:
Una arqueología indómita de los sentidos
aumentar fuente reducir fuente
Para Avey Tare, frontman del colectivo animal, sería muy bueno que sus discos pudieran ser apreciados desde todos los ángulos: drogas, punks, intelectuales, espiritualistas... Lo cierto es que su generosa discografía permite esos puntos de entrada y otros más, que desentrañamos en esta locuaz entrevista.

Animal Collective es uno de esos grupos infinitos, en los que da gusto perderse. De recorrido insondable (amigos desde inicios de los 90s, de la época escolar en Baltimore, separados y reunidos nuevamente al despuntar este nuevo milenio), han hecho de sus cruces y derivaciones un encuentro más allá del espacio y el tiempo. Su potente imaginario, también bajo el paraguas de sus proyectos paralelos (Jane, Panda Bear, Terrestrial Tones), recorre lugares pretéritos y futuros, como si de un prisma abierto se tratase. Es en vivo donde Animal Collective ha unificado todos los trazos de su discografía: sus conciertos son una experiencia unificadora, donde ligan una canción con otra para no romper el flujo orgánico al tocar, dejando que muten entre escenario y escenario y, sobre todo, emocionando con una puesta escena rotunda, apuntalada con cuatro músicos que cumplen con devoción su función en el colectivo.

Repartidos entre Portugal y Estados Unidos, Avey Tare (David Portner), Panda Bear (Noah Lennox), Geologist (Brian Witz) y Deaken (Conrad Deaken) siguen engrosando su discografía. Han editado fundamentalmente seis larga duración, desde el misterioso Spirit they’re gone, they’ve vanished (de su propio sello Animal, 2000) hasta el reciente Feels (Fat Cat, 2005). Más allá del cliché, es necesario recalcar que ningún disco suena como el anterior: asombrosos y marginales en Heres comes the indian (Paw Tracks, 2003) y Campfire songs (Catsup Plate, 2003), polos reveladores de su actitud punk, o exquisitamente producidos con su propio lenguaje mestizo en Sung tongs (Fat Cat, 2004).

Tres de sus cuatro integrantes conversaron con nosotros a través del correo electrónico en esta sincera entrevista, arqueología de los múltiples sonidos que han dejado flotando en estos años.

—¿Qué están haciendo estos días como Animal Collective? ¿Nuevas grabaciones?
Geologist: —Sí, tenemos una apreciable cantidad de nuevo material que hemos estado tocando en vivo por seis o siete meses. Seguiremos trabajando en él y entonces encontraremos, es de esperar, la manera de convertirlo en un nuevo álbum que nos tiene muy excitados.

—En estos seis años se han tomado su tiempo para grabar una gran cantidad de álbums bajo Animal Collective o sus proyectos paralelos, y creo que siempre es necesario escucharlos cuidadosamente para descubrir nuevos matices. ¿Cómo se escuchan a ustedes mismos? ¿Es un tanto vertiginoso?
Geologist: —No escucho nuestra música muy seguido. Tenemos que escucharla tantas veces mientras creamos que toma tiempo, para mí, separar la experiencia de escuchar música de la de hacer música.

—Su historia musical de influencias juega con tendencias folk como The Holy Modal Rounders, una aproximación amplia a la world music, el krautrock, el tecno alemán, el soul de Mercury Rev, la extravagancia de amigos como Gang Gang Dance y Black Dice, y así... Peculiarmente, escuchamos esas bandas en ustedes, pero es bastante lejos de ser una simple copia. ¿Cómo calzan las viejas y nuevas influencias en su estilo?
Geologist: Realmente no lo sé. Nunca hemos pretendido copiar a ninguna de nuestras influencias o fuentes de inspiración, ni pensamos cómo hacer que calcen estas distintas bandas en un todo. Queremos ser una banda muy novedosa en el sentido de que somos cuatro tipos viviendo ahora mismo, haciendo música ahora mismo influenciada por nuestras vidas en este punto exacto y por nuestras esperanzas en el futuro.
Avey: —Creo que cada cosa que tocas y saboreas y oyes y ves simplemente se vuelve algo natural a través de tu vida. Entonces parece como si fuera una experiencia positiva, o incluso si es una experiencia negativa escapa de ti de alguna manera, en distintos lugares. Nosotros no filtramos a través de los grupos que tú hablas. A veces pienso que sencillamente dejamos salir nuestras influencias, fusionadas en conjunto, y creo que es bueno para nosotros. Muchos músicos tienen una relación muy verbal en el modo en que se conectan con otra música, incluso con la propia; nosotros no tratamos de verbalizar para nada... A excepción de cuando tocamos algo que no nos gusta o cuando trata de sonidos demasiado específicos. En lo posible, exploramos y tenemos el más mínimo control del alma de nuestras canciones.

—Han grabado en distintos lugares, desde estudios profesionales a caseros. La última vez lo hicieron en Seattle, en la iglesia que Scott Colburn (Sun City Girls, Arcade Fire) convirtió en un estudio. ¿Cómo eligen los lugares para grabar? ¿Qué influencia tienen esos lugares sobre ustedes?
Geologist: —El lugar de grabación es importante pero no creo que tengamos una fórmula para elegirlos. Gran parte de ello tiene que ver con encontrar un estudio que se acomode a nuestros requerimientos técnicos, y si puede ser en un lugar agradable que nos regale una nueva fuente de inspiración, también es grandioso.
Avey: —Muchos de nuestros discos han sido grabados en Maryland pues no teníamos dinero para entrar en un estudio, pero además porque disfrutamos grabar tanto como tocar, entonces ¿por qué no grabar donde tocas bien? Creo que apreciamos tener el máximo control sobre el proceso de grabación, pero también es bueno trabajar con personas en quienes confías y dejar que ellos tomen el control algunas veces. Es genial encontrar gente con otro tipo de oído interesante, distinto al nuestro.

—Están repartidos por todo el mundo. ¿Les resulta difícil juntarse para grabar?
Geologist: —Es difícil, pero no tanto como podría creerse. Estar tan repartidos nos hace ir más lento y nos limita de hacer ciertas cosas. Pero, por otro lado, es muy positivo, porque nos mantiene entusiasmados para vernos unos a otros y volver a tocar juntos.

—Es fácil para algunos críticos decir que Here comes the indian es su álbum punk y que Feels es su álbum pop. Por otro lado, es muy común leer que ustedes son tipos freak metidos en drogas o experiencias corrosivas. ¿Una concepción errada o un vistazo simple de su arte?
Geologist: —Ummm, un poquito de ambas cosas…
Avey: —Sería bueno que nuestros discos pudieran ser apreciados desde todos los ángulos: drogas, punks, intelectuales, espiritualistas. Pero sí, tal como dice Brian, un poco de ambas cosas influyen en que se hable así de nosotros la mayor parte del tiempo.

—En el sitio web de Paw Tracks dice: “Animal Collective está creando la nueva música espiritual del siglo veintiuno”. ¿Este tipo de frases desconcentran su atención o los estimulan a seguir adelante?
Geologist: —Personalmente, no tomo en cuenta nada de eso. Frases como ésas han sido escritas en hojas de prensa con el fin de que la música sea distribuida y comentada. No es parte de nuestro negocio. En términos musicales, no me interesa cumplir las expectativas de nadie excepto de nosotros mismos.
Avey: —Sí, en mayor o menor medida no nos sentimos representados por lo que se escribe de nosotros; creo que otras personas lo hacen. Honestamente, nos cuesta bastante describir nuestro sonido. Simplemente tocamos.

—Quizá el sello de Feels podría ser muy definitivo para su futuro musical, incluso cuando a ustedes les encanta cambiar su sonido en diferentes direcciones. ¿Es Feels un campo libre para seguir explorando?
Geologist: —Siempre va a haber elementos familiares en nuestra música que hagan una conexión con todos nuestros discos, pero esperaría que no nos quedásemos pegados en una suerte de “fórmula Feels”.
Avey: —No puedo ver ninguno de nuestros álbums como un campo sobre el que valga la pena seguir. Aunque sería agradable si Feels abrió los oídos de la gente.

—¿Cuán importante ha sido la producción independiente para hacer realidad sus ambiciones musicales?
Geologist: —Es muy importante para nosotros. Siempre producimos nuestros propios discos. Tenemos una buena idea de lo que queremos y elegimos a los amigos y a los músicos invitados que creemos que pueden ayudarnos a conseguir esos objetivos.

—¿Consideran necesario mantener sus canciones lejos de una comercialización masiva? ¿Es un aspecto importante para ustedes?
Geologist: —Bueno, si te refieres a que escribimos y producimos nuestras canciones en un sentido que podría limitarlas completamente para ser comerciales, la respuesta es no. Simplemente hacemos canciones que disfrutamos y que necesitamos escuchar. Si millones de personas están dispuestas a escuchar música de la misma manera que nosotros, realmente me excitaría mucho. Sin embargo, si tú quieres decir que no queremos comercializar nuestra música en cuanto a usarla para vender un producto, o tratar a la música misma como un producto, entonces tienes razón, es importante para nosotros. Algunos miembros de la banda tienen distintos puntos de vista al respecto, pero si no llegamos a un acuerdo, no hacemos nada.
Avey: —Te encuentras, por un lado, con que necesitas que la mayor cantidad de gente posible escuche tu música y entonces haces cosas donde puedes tocar en el Carling Beer Stage para un festival que está promocionando esa cerveza y, por otro lado, tienes un público que nunca lo haría. Pero en una actuación en vivo es diferente, porque ninguno en el festival está haciendo realmente la conexión comercial (no lo creo), y espero que no se asocie a nuestra banda con la cerveza Carling o Estrella. Así que en cierto modo está bien: no pienso que esto determine los gustos de la gente respecto a nuestra música. No obstante, no usaríamos dinero de una compañía para vender un producto en televisión a través de comerciales. Pero como puedes ver, es bastante difícil en estos días, incluso si lo que tú quieres hacer son cosas como conciertos en vivo. Las grandes corporaciones están empezando a controlar todo porque tienen todo el dinero y es realmente triste. Pienso seriamente que todo esto va a ser cada vez más grande y con un impacto más negativo en el mundo cultural si no tomamos las precauciones necesarias. Supongo que es bastante importante para nosotros no tratar a nuestro grupo como una corporación, lo que causaría definitivamente nuestra caída, sin mencionar que nos separaríamos de la gente con la que tratamos arduamente de conectarnos. Una vez que te conviertes en algo así creo que puedes perder esa conexión.

—La primera vez que me expuse a su música me sentí confundido, estimulado y excitado al mismo tiempo. ¿Qué otros comentarios positivos o negativos han recibido de sus audiencias?
Geologist: —Extremos en ambos sentidos. Nos han lanzado cosas y todo el mundo se ha ido de nuestros shows, y hemos tenido mucha gente danzando y pasándolo muy bien. El resto de los integrantes recuerdan mejor que yo estas historias…

—Pienso que logran la toma final de sus canciones después de muchos viajes y cambios naturales que se dan en los shows en vivo. Debido a que siempre trabajan dejando salir sus emociones, deben perderse para encontrarse en un rincón mejor, ajeno: una experiencia de alter ego. ¿A veces se sienten sobrepasados por sus emociones?
Avey: —Creo que es una experiencia muy importante para mí en este punto. Pienso que es una de las pocas veces en que puedo vivir un profundo desinterés.
Geologist: —Sí, yo también me siento sobrepasado, pero no de un modo negativo. Cuando me veo sobrepasado en el escenario, suele ser un sentimiento muy orgánico, muy bueno.

| < 1 > | 2 | Próxima Página >>
| Versión para imprimir | Enviar este artículo |
Articulos
©1996-2005 Este sitio está diseñado para ser visto a una resolución de pantalla de 1024 X 728
Todos los derechos reservados