música independiente desde 1996 Quiénes somos | Contacto     
Artículos          Discos          Columnas          Atención con...          Libros          Cine          Comic          Pequeña empresa          Radio          Clasificados         Cartelera
Unete al mailing list
 
Arctic Monkeys
Whatever people say I am, that’s what I’m not (Domino)
aumentar fuente reducir fuente
Arctic Monkeys, banda proveniente de Sheffield, Inglaterra, son unos afortunadísimos chicos que pese a no poseer ni originalidad ni brillantez, han sido elevados a la categoría de ídolos por aquella conocidísima afición de los ingleses por inflar un fenómeno noticioso (hype ). En este caso, la noticia es sobre un post adolescente y sus amigos, que gracias a una excelente promoción natural a través de internet lograron llamar la atención de la “crítica especializada”.

Arctic Monkeys es una banda de pop rock que no hace nada nuevo. Presenta un álbum debut cuyo título puede ser mejor que él mismo (Whatever people say I am, that's what I'm not ) y que en realidad decepciona si se toman en cuenta las expectativas después de leer un par de críticas.

Precisamente, “todo lo que la gente dice de ellos, es lo que no son”, pues basta escuchar la canción con la que se hicieron conocidos para entrar en profundo cuestionamiento sobre la genialidad que se les ha otorgado. ‘I bet that you look good on the dance floor’ es un tema que si bien logra prender, no es nada mejor de lo que ya ha hecho gente como Menswear (grupo brit de mediados de los ‘90, que no es precisamente recordado por su talento).

Basta entonces con escuchar tres canciones aleatorias del disco, conformado por trece temas, para darse cuenta de que Arctic Monkeys no sorprenderá con giros en su línea melódica. Estos chicos debutan con un álbum parejo, compuesto por canciones de guitarras poderosas y desgarbadas, melodías que a ratos limitan con el punk y ante las cuales no se queda indiferentes. Los temas de Arctic Monkeys nos harán mover los pies y la cabeza en una reacción que no es más que normal e instintiva.

Este cuarteto liderado por Alex Turne (19 años) tiene una característica muy especial, tal vez producto de la corta edad de los integrantes de la banda: en esta producción se plasma una energía desvergonzada. Hay honestidad en este trabajo. De hecho, da la impresión de que a Turne y compañía les importa un carajo las odiosas comparaciones; les da lo mismo si no están haciendo nada novedoso, porque ellos seguirán haciendo lo suyo: tocar y divertirse.

| Versión para imprimir | Enviar este artículo |
Articulos
©1996-2005 Este sitio está diseñado para ser visto a una resolución de pantalla de 1024 X 728
Todos los derechos reservados